Comparte este Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Reinvención: Proceso por el que se somete a una nueva ideación algo existente.

La reinvención es un proceso de mejoramiento y adaptabilidad, es tomar una idea existente y llevarla a otro nivel.

Cuando algo se reinventa, no desaparece su esencia, lo contrario, se potencializa y se vuelve más eficaz para el nuevo tiempo que le exige reinvención.

Por ejemplo: Los Relojes, su función es darnos la hora, esa es su esencia, pero a través  de los años ha tenido cambios significativos pasamos de Reloj de sol, reloj de agua, reloj de arena y empezó el desarrollo con el reloj de Péndulo, y de ahí en adelante, el reloj despertador, los relojes de pulsera, los relojes digitales y últimamente el reloj inteligente, que se conecta con tu celular, tus cuentas, y tiene casi las mismas funciones que un Smartphone, en resumidas cuentas, los de ahora hacen y tienen de todo y también dan la hora.

Si se pierde la esencia (dar la hora), entonces no sería un reloj, sería otra cosa.

Cuando alguien se reinventa no pierde la esencia o función para lo que fue creado, simplemente mejora con los años. Es preocupante ver personas que pasa un año, 3, 5, 10 y siguen siendo las mismas (hablo de las circunstancias que siempre les aquejan). Son tan cerrados al cambio, que no son capaces de ver todas las oportunidades que están más allá de la zona de confort.

Me asombra la palabra de Dios la vigencia que tiene en el día a día, desde la época de Moisés, hasta la época digital, la esencia del evangelio sigue siendo la misma, pero la forma de compartirlo a cambiado con los años, hoy no tenemos que abrir el rollo para leerla, ni tampoco esperar a que un sacerdote nos la lea en latín, hoy la tienes física y digital, antes la compartían desde las cuevas por temor a la persecución , hoy en día desde cualquier lugar, por cualquier medio digital tienes la oportunidad de compartir la palabra. Que quiero decirte con esto, mientras la esencia permanezca, la forma puede cambiar siempre para mejorar.

La crisis es el mayor acelerador para la reinvención, ya que muchas veces reinventamos solo cuando somos sacudidos, cuando salimos del confort.

Para seguir hablando de reedificación y la importancia que la reinvención tiene en este proceso, vamos a introducirnos en la vida de Nehemías, aprenderemos de su experiencia y adaptación para reinventarse en cada etapa del proceso de reedificación de los muros y puertas de Jerusalén.

Nehemías 1:1-4

1 Palabras de Nehemías hijo de Hacalías. Aconteció en el mes de Quisleu, en el año veinte, estando yo en Susa, capital del reino,

que vino Hanani, uno de mis hermanos, con algunos varones de Judá, y les pregunté por los judíos que habían escapado, que habían quedado de la cautividad, y por Jerusalén.

Y me dijeron: El remanente, los que quedaron de la cautividad, allí en la provincia, están en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusalén derribado, y sus puertas quemadas a fuego.

Cuando oí estas palabras me senté y lloré, e hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos.

Etapa 1. Nehemías el copero.

Nehemías tenía un puesto de honra en la corte persa, tenía un puesto de suma confianza para cualquier rey, era su copero.  Con mucha frecuencia se asesinaban reyes utilizando el veneno en la comida como arma letal. Nehemias debía probar cada plato antes que el rey, y cada bebida pasaba por el gusto y paladar de nehemías antes de ser probado por el rey. Así que se requeria una persona muy integra, de confianza y valores a quien el rey le confiaba la vida.

Estando en esa posición de influencia, llegaron informes de sus hermanos judíos con noticias nada alentadoras que hablaban de mal, afrenta, muros destruidos y puertas quemadas.

En el verso 4 de Nehemías 1 podemos ver el corazón de nehemías, triste y acongojado por la destrucción, se sentó y lloró, e hizo duelo, pero también ayunó, oró y pidió sabiduría del cielo para emprender lo que se le venía.

Nehemías, sabía que había sido puesto por Dios en ese lugar para alcanzar  gracia y favor a los ojos del rey. Sin embargo, no corrió al rey a contarle, Corrió a Dios y pidió gracia y misericordia, y eso obtuvo. Nehemias aprovecho la influencia para pedir misericordia por su pueblo, y al final consiguió mucho más que eso, también obtuvo permisos de construcción y permisos de circulación. Pero primero corrió a Dios y el le dio el favor delante del rey.

Este copero es posible no supiera nada de construcción, pero ahora estaba siendo retado a salir de su confort, quizás nunca había pegado un ladrillo, su profesión no se lo exigía, pero grandes cambios le esperaban para probar su capacidad de reinventarse.

Etapa 2. Nehemías el logístico.

Una vez nehemias sale del palacio comprende que está a punto de vivir una nueva vida, lejos de los lujos y la seguridad que le brindaba el rey, de ahora en adelante estaría por su cuenta, así que solicita cartas, para movilizarse, para adquirir insumos para el proyecto que estaban por empezar. Nehemias también trasladó a cientos de judíos para el retorno, hacer toda esa planeación de inventario de materiales para la reconstrucción, pedir permisos, guiar al pueblo por el desierto, tenía la responsabilidad de cuidarlos revisando las paradas, el agua y la comida para el viaje. El ex copero ahora se adapto a la necesidad del momento. Cuando aceptas realmente la responsabilidad estas dispuesto a asumir el cambio.

Etapa 3. Nehemías albañil

Ahora llegaron, se establecieron y empezaron las obras, el muro se había intentado levantar muchas veces, pero nunca se terminaba. Nehemías no se quedo dirigiendo la obra a lo lejos, Nehemías se involucró junto con el pueblo a trabajar, el sabía que el verdadero liderazgo no es el que manda, sino el que enseña.  De estar en la alta corte, con lujos y cuidados, ahora estaba con ropa de trabajo haciendo algo que le quitaba toda su comodidad pero que era necesario para cumplir el propósito de Dios. Hay temporadas de nuestra vida que estaremos en la corte del rey y habrá otras donde estaremos con ropas de trabajo, a pleno sol, luchando por el sueño que Dios puso, no es para lamentarse, si puedes hacer tu trabajo con ánimo y gozo, será un proceso de mucha enseñanza en tu vida. El trabajo sin importar la posición que tengas es honra y una oportunidad de aprender.

Nehemías 4:6 Edificamos, pues, el muro, y toda la muralla fue terminada hasta la mitad de su altura, porque el pueblo tuvo ánimo para trabajar.

Lo que había tomado años, ahora se había acelerado en días. El gozo y el ánimo mientras emprendes algo, definitivamente marca la diferencia, el mantenerse enfocado en la meta.

Etapa 4. Nehemías el guardia.

Nehemías 4:1 Cuando oyó Sanbalat que nosotros edificábamos el muro, se enojó y se enfureció en gran manera, e hizo escarnio de los judíos.

Llevo tres días diciéndolo, pero Dios te lo quiere recalcar, Cada vez que te dispongas a reedificar, cuando te pones manos en acción, se levantara oposición.

Nehemías 4:9 Entonces oramos a nuestro Dios, y por causa de ellos pusimos guarda contra ellos de día y de noche.

La oposición es una advertencia seria, es una amenaza contra el sueño o plan que Dios puso en tu corazón. Si no tomas la advertencia sencillamente serás destruido, hay que velar y no descuidar, hay que trabajar como lo hizo el pueblo y Nehemías, con una mano el palustre y con otra la espada.

Nehemías 4:16-18

16 Desde aquel día la mitad de mis siervos trabajaba en la obra, y la otra mitad tenía lanzas, escudos, arcos y corazas; y detrás de ellos estaban los jefes de toda la casa de Judá.

17 Los que edificaban en el muro, los que acarreaban, y los que cargaban, con una mano trabajaban en la obra, y en la otra tenían la espada.

18 Porque los que edificaban, cada uno tenía su espada ceñida a sus lomos, y así edificaban; y el que tocaba la trompeta estaba junto a mí.

Hay que edificar velando, no te puedes dar el lujo de dormir cuando el enemigo te amenazó, será una temporada complicada, pero es la única manera de garantizar que no haya estorbo en la obra.

Nehemías 4:21-23

21 Nosotros, pues, trabajábamos en la obra; y la mitad de ellos tenían lanzas desde la subida del alba hasta que salían las estrellas.

22 También dije entonces al pueblo: Cada uno con su criado permanezca dentro de Jerusalén, y de noche sirvan de centinela y de día en la obra.

23 Y ni yo ni mis hermanos, ni mis jóvenes, ni la gente de guardia que me seguía, nos quitamos nuestro vestido; cada uno se desnudaba solamente para bañarse.

Etapa 5. Nehemías el gobernador.

Has escuchado la frase: “Puedes ver la gloria, pero no conoces la historia”. Toda persona que ha alcanzado grandes cosas, ha empezado en lo pequeño, ha tenido que renunciar y sacrificar cosas en su vida para alcanzar el objetivo.

Cualquier deportista de talla mundial necesita una disciplina que lo invita a ser diferente, muchos sacrifican horas de su niñez de juegos por empezar a entrenar, otros en su juventud no se pueden dar el “lujo” de ir a fiestas y trasnochar, algunos sacrifican mucho mas allá que lo que alguno de nosotros estaríamos dispuestos a dar. Una vida de éxitos deportivamente hablando requiere sangre, dolor y lágrimas. Yo siempre lo he pensado “si quieres crecer tienes que tomar responsabilidad”.

Cada etapa del proceso requirió una reinvención para Nehemías, de copero, logístico, albañil, guarda. Tenemos que desarrollar la capacidad de ser flexibles, de entender cuando se cierra un ciclo y cuando se está abriendo otro con nuevos retos. Como lo dije al inicio, reinventarnos nos debe llevar no a perder nuestra esencia, pero si a cambiar la forma de lo que hacemos.

Todos queremos gobernar, pero el verdadero liderazgo se basa en el ejemplo y servicio.

@glopezsegura

Nehemías 13 nos habla de las reformas que empezó Nehemías a promover delante del pueblo. Definitivamente el vivir y pasar un proceso te da autoridad. Cuando sales de un proceso has crecido, no eres el mismo.

Lo que había tomado años levantar en 52 días se pudo culminar, pero se requirió un corazón de liderazgo flexible al cambio, un liderazgo ejemplo, pero también un liderazgo que podía reinventarse en cada etapa que vivió.

Tenemos que pedirle al Espíritu Santo nos ayude a entender los tiempos que estamos viviendo, que podamos ser flexibles a la forma, pero puros y firmes en la esencia.

Necesitamos constantemente reinventarnos.

Aquí esta el vídeo del Devocional https://www.instagram.com/tv/CK3weTRgrrK/

Subscríbete a nuestra lista de correo

y permanece actualizado con reflexiones y devocionales

More To Explore

El Blog de Tavo.

Día 7. Retroceso

Día 7. Retroceso. 3 cosas que nos retrasan. Toda esta semana hemos hablado de reedificación, hemos hablado de palabras que nos ayudarán en ese propósito,

El Blog de Tavo.

Día 6. Reconstrucción II

Día 6. Reconstrucción II – Levantando muros, reparando puertas. Seguimos hoy nuestra segunda parte hablando de reconstrucción, tomando como referencia el libro Nehemías capítulo 3,

comentarios o dudas

no dudes en contactarme @Glopezsegura