El día de las pequeñeces

El día de las pequeñeces.

Muchas veces hemos minimizado los comienzos porque son pequeños, aplaudimos los finales, la foto con el trofeo, celebramos ver una construcción terminada, los finales siempre los esperamos felices y eso está bien, es la recompensa al esfuerzo.

Pero iniciar requiere una gran celebración, acabas de empezar a dar pasos de Fe, todo proyecto por muy grande que sea empieza dando un paso de fe.

Zorobabel tenía la misión de reconstruir el templo, venía de un tiempo complicado, saliendo del exilio en babilonia y encontrándose al famoso templo de Salomón destruido, una de las maravillas del mundo antiguo por su lujo, diseño y acabado, de aquella gloria pasada no existía nada, solo piedras. Ahora Zorobabel tenía la posibilidad de reconstruirlo.

El día que puso la primera piedra muchos se rieron de él, ¿que vas a hacer? ¿Estás loco?. Ese día fue llamado el “día de las pequeñeces”.  ¿Como compararás el pasado glorioso con este triste presente?. 

Humanamente no había punto de comparación, pero lo que me gusta de Dios, es que toma lo pequeño para engrandecerlo, lo menospreciado lo convierte en importante, a lo largo de la Biblia vemos estas historias como la de David de pastor de ovejas a Rey de Israel, José de ser esclavo a gobernador, o Pedro de pescador a apóstol, y sin duda el comienzo de Jesús menospreciado en un pesebre a ser el deseado de las naciones, Rey de Reyes. 

En Zacarias 4:10 Dios dice a través del profeta que “quienes menospreciaron el día de las pequeñeces luego se alegrarán”.  Cuanta gente se ha burlado o menospreciado el pequeño inicio, pero esos mismos que primero te dijeron que era imposible, que era una locura, serán al final los que te abrazarán para la foto, a la gente le gusta la gloria, pero no quieren participar de la historia. No te preocupes así es la gente, primero dirán que es imposible y luego te dirán que siempre creyeron en ti. 

Zorobabel nunca prestó atención a la oposición, en su vida estaba más claro la promesa De Dios que la voz de los hombres, por medio del profeta Hageo Dios le había dicho lo siguiente y espero que lo creas para ti también:

“Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos. La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los ejércitos.”

Hageo 2:8-9 RVR1960

Zorobabel sabía que no dependía de él, que el las ventanas del cielo estaban abiertas con el presupuesto celestial, y esa palabra que dice, “la gloria postrera será mayor que la primera” es un recuerdo para todos los que piensan que el pasado fue mejor, tenemos un Dios de crecimiento, de avance, un Dios que borra pasados para construir una mejor versión de nosotros. 

Zorobabel quizás no sea tan famoso como otros héroes de la fe, pero cuando veo todas las promesas De Dios para su vida, esas mismas promesas las quiero para mi vida, ¿sabes que hizó Zorobabel para tener el favor De Dios? No solo las creyó si no que las llevo a cabo, Si Dios te ha dicho algo no lo dudes mas, el té respaldará, hacer la voluntad de Dios derramará bendiciones sobre nosotros.

“¿Quién eres tú, oh gran monte? Delante de Zorobabel serás reducido a llanura; él sacará la primera piedra con aclamaciones de: Gracia, gracia a ella.”

Zacarías 4:7 RVR1960

El respaldo De Dios sobre tu vida convertirá esas grandes montañas de problemas en llanuras, el favor y la misericordia De Dios te alcanzará, cuando oyes su voz y haces lo que te mando a hacer.

Aquí freno un momento y te pregunto, ¿que te mando a hacer Dios? No hacerlo limita tu Fe, no te preocupes por los modestos inicios, ese será el día de tus pequeñeces, pero será recordado como el día donde diste un paso de Fe, el día donde todo empezó, eso también lo debes celebrar.

Deja tus comentarios de esta nota!

Deja un comentario