¡Seamos Luz!

Llegan las fiestas de fin de año, y con ellas muchos de nosotros en vez de acercarnos a las reuniones familiares o de amigos , nos hemos separado de estas, porque muchas veces nuestros familiares no comparten nuestra fe, o algunos más religiosos porque no quieren “contaminarse”, algunos porque no soportan sus burlas, y otros por considerarse débiles ante la tentación.

Sea cual sea tu excusa, creo que no hacerlo es perder una gran oportunidad de compartir a Jesús, y más aún hacer que ellos puedan ver lo que Dios ha hecho en tu vida.

entiendo  y respeto cuando muchas veces toca apartarse por ambientes demasiado densos, o que no nos están aportando crecimiento espiritual, no es mi objetivo validar que lugares son buenos para ti, lo que quiero es crear conciencia de compasión, de tolerar para ganar a otros para Dios,  los pecadores buscaban a Jesús, querian estar cerca a el, muchos están esperando les puedas compartir ese amor de Jesus, y siempre esperamos llevarlos a la iglesia, pero mucha gente nunca ira a la iglesia, y quizás la única manera de compartirles el mensaje de Jesus es llegando a donde ellos están.

Ese es el tipo de dilema que algunos enfrentan esta temporada, de grados, matrimonios, fiestas de fin de año, etc… he aquí una reflexión frente a ese tema.

Un foco encendido en un cuarto donde entra la luz del sol, es inútil, o simplemente pierde su propósito, es un gasto innecesario de energía y dinero! Pero un solo foco encendido en la más densa oscuridad marca la diferencia, es visible aún a lo lejos y es útil para guiar!

Ser luz donde hay luz no cumple propósito! Si somos hechos luz es para alumbrar donde se necesite, y casi siempre ese “donde se necesite” nos saca de nuestra zona de confort para llevarnos a zonas desconocidas o que no nos gustan, precisamente por ser oscuras.

Jesus dijo:

“»Ustedes son la luz del mundo, como una ciudad en lo alto de una colina que no puede esconderse. Nadie enciende una lámpara y luego la pone debajo de una canasta. En cambio, la coloca en un lugar alto donde ilumina a todos los que están en la casa. De la misma manera, dejen que sus buenas acciones brillen a la vista de todos, para que todos alaben a su Padre celestial.” Mateo‬ ‭5:14-16‬ ‭NTV‬‬

Nos puso como luz, no para escondernos, sino para ser visibles, para ser testimonio y que nuestras acciones brillen, para que todos conozcan y alaben a Dios!

No temas ser luz, no temas brillar en oscuridad, el entorno no te cambiará, tú cambiaras el entorno. Jesus anduvo con pecadores, comió con ellos, durmió en la casa de algunos, eran sus amigos, ¡pero él nunca pecó! Esto nos demuestra que nuestra madurez espiritual no está en el juzgar a otros, sino en amarlos y aceptarlos como Dios les ama.

Por otro lado el apóstol Pablo también dijo:

“Pues antes ustedes estaban llenos de oscuridad, pero ahora tienen la luz que proviene del Señor. Por lo tanto, ¡vivan como gente de luz! Pues esa luz que está dentro de ustedes produce solo cosas buenas, rectas y verdaderas.” Efesios‬ ‭5:8-9‬ ‭NTV‬‬

Que compromiso, ser luz no es de boca!! Es de frutos!! La crítica más fuerte a muchos cristianos es predicar pero no hacer.

“para que nadie pueda criticarlos. Lleven una vida limpia e inocente como corresponde a hijos de Dios y brillen como luces radiantes en un mundo lleno de gente perversa y corrupta.”
‭‭Filipenses‬ ‭2:15‬ ‭NTV‬‬

 

Deja tus comentarios de esta nota!

Deja un comentario