Rescatando Tiempo

Algunas veces has tenido la sensación que el tiempo no alcanza? Quieres días de 28 horas, o no sé si alguna vez has pensado, si pudiera volver en el tiempo, haría las cosas de una manera diferente, hubiese sido más disciplinado, más emprendedor, le hubiese hecho caso a mis padres, no me hubiera embarcado en esa relación, o quizás hubiera aprovechado esa oportunidad que perdí una vez.

No todos tenemos un pasado difícil ( comparado con algunas tragedias de vida), pero estoy seguro que la mayoría de nosotros, quisiéramos tener esa máquina del tiempo de el doctor Emmett Brown y Marty McFly, montarnos en el Delorean, poner la fecha del fracaso y tener la oportunidad de cambiar las cosas, hacerlas de otro modo, hay decisiones que nos marcaron desde el pasado y aún hoy en nuestro presente nos siguen afectando, malas decisiones tienen sus consecuencias. Hay una frase que me gusta dice: ” Eres libre de escoger, pero esclavo de las consecuencias” .

Hay algo cierto, la máquina del tiempo no existe, el tiempo no lo podemos devolver, el tiempo no vuelve, o sino pregúntale a un anciano, o tú mismo cuando ves tus fotos de hace 3 o 10 años atrás. El tiempo nos cambia, por dentro y por fuera.

La Biblia dice en Eclesiastés 3, que todo tiene su tiempo, hay un tiempo de reír, pero también de llorar, hay un tiempo de trabajar y hay otro de descansar, el problema radica en que nosotros no sabemos qué tiempo estamos viviendo y que debemos hacer en ese tiempo. En el tiempo de trabajar…. Queremos descansar y después lo queremos compensar y lo que hacemos es dañar tanto el trabajo como el descanso.

Debemos saber que tiempo estamos viviendo, muchos adolescentes se vuelan el tiempo de estudio por el tiempo de ser padres, algunos quieren volarse el tiempo de ser aprendiz por convertirse en “Maestros”, recuerda que todo tiene un tiempo, y un ciclo natural.

Bien lo dijo el gran Chespirito (Roberto Gómez Bolaño): “Uno puede recuperar el dinero, el amor, la fama, o cualquier cosa que haya perdido, menos el TIEMPO”.

Respecto a eso la Biblia nos recomienda,

«Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.»
‭‭Efesios‬ ‭5:15-17‬ ‭RVR1960‬‬.

Cuando leí esto, entendí un par de cosas aplicables a nuestra vida respecto al tiempo.
Lo primero la recomendación a ser diligentes, proactivos, a andar como sabios, y es que a veces sabemos de cosas que nos pueden entorpecer, que nos harán perder el tiempo, pero aun así decidimos hacerlas. Y ni siquiera estoy hablando de cosas grandes, a veces son cosas sencillas como el tiempo en redes sociales, o el tiempo que dejamos de dar a nuestros hijos o familia.

Otra cosas es que dice, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos!
El término más preciso para traducir “aprovechar el tiempo” es comprarlo o de acuerdo con el término griego Ἐξαγοράζομαι (exagorázomai), significa: «rescatar de la esclavitud». Wow! Rescatar de la esclavitud! Y es que hoy en día vivimos esclavos de tantas cosas que nos quitan tiempo, ni siquiera las voy a mencionar, ya que tú y yo sabemos que cosas nos roban tiempo y nos esclavizan.

Pero esta palabra nos habla de rescatar de la esclavitud! Es una lucha que debemos pelear, merece nuestro dominio propio, merece nuestra disposición y actitud! Ya está bueno de perder un tiempo valioso! Debemos decidir qué vamos a hacer con nuestro tiempo, como queremos vivir nuestra vida, gastándola en lo innecesario o invirtiéndola en lo que nos apasiona, lo que amamos y aún lo que queremos hacer.

Hay que invertir tiempo en lo eterno, las cosas materiales pasaran y muchas serán intrascendentes. No se si recuerdas los regalos que recibiste cuando niño en Navidad, yo a lo máximo recuerdo un par o quizás tres que fueron los que más me marcaron, una bicicleta, un carrito quizás a los 5, pero más que el regalo era de quién venía ese regalo, (venia de mi padre, la primera Navidad que lo volví a ver después de un tiempo ausente), los demás regalos, los agradezco, de seguro me hicieron feliz, momentáneamente, sé que fueron muestras de afecto y amor sincero, ¿pero sabes que ha quedado marcado en mi corazón durante toda mi infancia?, los momentos que pude compartir con mi familia, los paseos, las salidas los sábados, la primera vez que fui a cine, cuando fuimos a Playa, o fuimos por primera vez a alguna ciudad, los tiempos que compartimos juntos no los olvidare.

Ayer me reuní con algunos familiares, y hasta lloramos de la risa al recordar tantas anécdotas, tantas experiencias, eso vale mucho más que alguna cosa material.

He ahí la importancia de vivir tiempos de calidad, los tiempos son malos dice la Biblia y creo que usted y yo sabemos que es así, ahora la pregunta es, ¿cómo quieres vivir tu vida? . No hay tiempo que perder! No lo podrás recuperar.

hay una frase que siempre me reta, dice así:

¡El mejor profeta de tu futuro es tu presente!

lo que estas haciendo hoy, o dejando de hacer, marcará tu futuro.  al ser humano Dios le dio la capacidad de visionar y crear futuro, ¿Que estas haciendo ante esa oportunidad?.

¡RESCATA TU TIEMPO, REDIMELO, APROVÉCHALO!

Ἐξαγοράζομαι (exagorázomai) : ¡Rescatar de la esclavitud!

Deja tus comentarios de esta nota!

Deja un comentario