IMG_1593

Ministerio, Fama e Intimidad con Dios.

Muchos hemos confundido el orden de la ecuación, queremos ser usados por Dios, pero menospreciamos la relación con El, es decir nos ocupamos tanto trabajando en cosas de Dios (“Algunas que ni nos mandó hacer”), que hemos dado mayor prioridad al servicio que hacemos,  que  al tiempo de relación e intimidad con Dios.

Ser usados por Dios no debe ser nuestro único objetivo, Dios puede usar cualquier cosa, utilizó hasta una burra! Nuestro objetivo es ser conocido por Dios y conocerlo a Él.

¡La prioridad de Dios no es usarte!, aunque eventualmente eso pasará, lo que el más anhela de ti, es tener una relación contigo ¡El se quiere relacionar ! Mando a Jesus a morir por ti, no para usarte! Sino para conocerte, para relacionarse contigo!

El orden es conocer a Dios y después él te guiará a hacer y cumplir tu destino. No descuides tu intimidad y relación con Dios, aún sobre tu propio ministerio, ¿difícil de creer? . Déjame decirte que pasa y pasa a menudo. Te ocupas más de el ministerio que de el Señor del ministerio.

He visto ministerios destruidos, gente que predica excelente, o canta súper afinados, o sirve con excelencia en las iglesias, pero que hoy en día ya no ejercen ministerios porque se preocuparon más de el servicio que de la intimidad diaria, de la relación con Dios.

Cierta vez escuchaba un famoso Salmista decir que su vida era tan frenética en el servicio de Dios, que llegaba tan cansado en las noches y no tenía ganas de orar, ya se sabía el único mensaje que alcanzó a preparar hace un mes, pero como visitaba hasta 20 ciudades en un mes no había necesidad de leer más, ni tiempo de preparar más, ni de escudriñar, ese mensaje le duraba para un mes, antes que se volviera viral en youtube y le tocaba cambiarlo,  “Señor estoy tan ocupado en tus asuntos, hacer estas tareas equivale a buscarte íntimamente” (pensaba el).

Tarde o temprano termino dándose cuenta que servir a Dios no equivale a tener relación con Dios, a pesar de servir a Dios se sentía vacío, algo falta!!!

Le tocó suspender actividades por un tiempo y de nuevo enfocarse en lo que había perdido, a pesar de predicar a diario en sus seminarios de la relación con Dios, el sentia que no había tal relación, Tenía que volver a una relación con Dios, a la sencillez y poder de la Oración, de la intimidad, del silencio, donde no hay luces o tarimas, donde solo estás hablando cara a cara con Dios, donde encontramos el verdadero fin de nuestro servicio, y es ahí donde Dios nos direcciona.

Amigo Pastor, Salmista, Evangelista, Misionero, etc…. Es un privilegio ser usado por Dios, aún lo sabes qué cuando las cosas en tu vida no han estado bien, Dios ha respaldado las funciones que haces, aún en tu pecado Dios te ha usado, como dije antes Dios va a usar cualquier COSA! Pero él no quiere vernos como OBJETOS, quiere relacionarse a diario con nosotros como HIJOS.  No importa cuán “grande” sea tu ministerio, no importa cuán famoso sea en esta tierra, de nada sirve sino es famoso y conocido en los cielos, hay que volver a la intimidad.

«Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: NUNCA OS CONOCÍ ; apartaos de mí, hacedores de maldad.» Mateo‬ ‭7:22-23‬ ‭RVR1960‬‬

Anhelo ser conocido por Dios, que ser famoso en la tierra.

Deja tus comentarios de esta nota!

Deja un comentario